QUE CONSEJOS DE SEGURIDAD SON POR LOS QUE SE RIGEN TELECASTILLO PARA SUS CASTILLOS HINCHABLES

castillo inflable alquiler

QUE CONSEJOS DE SEGURIDAD SON POR LOS QUE SE RIGEN TELECASTILLO PARA SUS CASTILLOS HINCHABLES

 

Los castillos hinchables son una importante fuente de diversión para todos los niños en un evento infantil, y nada es infalible, los accidentes ocurren. pero siempre se puede procurar en lo posible evitarlos y no permitir que se ocasione una tragedia, y la empresa TELECASTILLO es muy exigente y responsable en ello. Siempre ha considerado de vital importancia establecer estrictos parámetros de seguridad para la protección de los niños antes, durante y después de un evento infantil.

 

Debido a que los castillos hinchables de por si, presentan modelos de diseño distintos, tanto en estética y tamaño. Los consejos de seguridad no se pueden aplicar a todos en general.

 

Siempre hay que buscar y escoger el modelo de castillo hinchable para el evento requerido, no es lo mismo un castillo hinchable de diseño y estética de cuento de hadas para una niña pequeña de 4, que el de un castillo hinchable de distinto diseño con estética a una mansión embrujada para un niño de 12. Las diferencias son claramente obvias; Tanto en evento, las edades de los niños que harán uso del castillo hinchable de los eventos, como también de la estética y varianza de diseño y modelo.

 

Debe haber un área con superficie plana, buscando retirar en lo posible, las rocas, palos, ramas, que se encuentren en torno a ella. Al haber limpiado el área, se puede levantar el castillo hinchable con cuerdas de amarre completamente fuertes, y extremadamente resistentes. Se buscará evitar que las cuerdas de amarre se deslicen, o vayan a soltar mediante la implementación de anclajes planos perfectamente situados, y que estos no sobresalgan de ninguna manera, lo conveniente por normativas de seguridad es el de situar los anclajes en seis puntos estratégicos. Desencadenado como resultado, un castillo hinchable que no se va a colapsar bajo su propio peso. Va a contar con una vigilancia constante por parte de un individuo responsable y debidamente capacitado para ello. Que establecerá un perímetro de seguridad en torno a ella de un metro o de dos metros de distancia. En donde se buscará implementar y depositar en los alrededores amortiguadores, y que no haya en torno a ellas huecos, tanto en su distribución como en su cercanía al castillo hinchable. Porque en lo concerniente a la seguridad de los pequeños, nunca esta de mas.

 

Este debe velar por el correcto turno de entrada de los niños y su clasificación por edades, limitando la cantidad de niños en el interior del castillo hinchable, y por supuesto tomando en cuenta su altura y su peso. Antes de que los niños se suban al castillo, ordenará de manera amable el retiro tanto de zapatos, joyas, gafas, collares, aretes, objetos corto punzantes, o por ligeramente filosos que sean, incluso si estos vienen siendo de un material de plástico. No se permitirá a los niños que suban llevar con ellos a sus mascotas, ni tampoco que suban con algún tipo de comida o bebida. No podrán realizar ningún tipo de volteretas, juegos bruscos, y se evitará que los niños corran o se apresuren al subir, o busquen empujar a los demás, ni saltar o buscar colgarse de las paredes del castillo hinchable. Y muy importante, no se permitirá en absoluto pelea entre los niños, apenas esta de inicio o haya claras señales por parte de los niños de que pueda surgir una, el adulto vigilante, intervendrá, y los hará bajar del castillo hinchable. Se asegurará de mantener debidamente despejadas la entrada y salida del castillo hinchable.

 

Si el clima se torna adverso, y se presenta la más mínima señal de que algo podría salir mal, sea por ejemplo; una posible lluvia, o un fuerte viento, el vigilante adulto detendrá a toda costa la actividad recreativa en el castillo hinchable por la correcta seguridad de los niños del evento infantil.

 

Hay una una salida de emergencia que está disponible ante cualquier eventualidad que se pueda propiciar de manera imprevista que atente contra la seguridad de los niños, y una rampa apropiada para ello. Los modelos de los castillos hinchables no presentan materiales tóxicos y nocivos que ocasionan daños en la salud de los niños.

 

La amortiguación ante posibles caídas en un castillo hinchable es un requerimiento que no se toma a la ligera, y corre a cargo de un material debidamente tratado, tal como lo son las colchonetas o la espuma. En esa zona y en los alrededores no debe tener tampoco rocas, ramas, o palos, para la correcta seguridad de los niños.

 

TELECASTILLO, por medio de estos importantes parámetros de seguridad se presenta a si misma como una empresa comprometida, en asegurar y preservar la buena salud y seguridad de sus hijos para todo tipo de eventos infantiles.

Puedes visitar nuestro catalogo de castillos hinchables 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.